ISO/TS 16949. Automoción

¿En qué consiste?
 
La industria de automoción global exige unos niveles de primera categoría para la calidad del producto, productividad, competitividad y mejora continua. Para alcanzar esta meta, muchos fabricantes de vehículos insisten en que los proveedores se adhieran a las rigurosas especificaciones técnicas que establecen las normas de gestión de la calidad para proveedores del sector de automoción conocidas como ISO /TS 16949.
ISO/TS 16949  ha sido concebida por la propia industria, el grupo de trabajo internacional sobre automoción IATF (siglas en inglés para International Automotive Task Force), para alentar mejoras en la cadena de suministro y en el proceso de certificación. De hecho, para la mayoría de los fabricantes de vehículos punteros la certificación para esta norma es un requisito de mercado.
 
Esta norma especifica los requisitos a los sistemas de calidad para el diseño/desarrollo, fabricación, instalación y servicio de cualquier producto de automoción. Se publicó por primera vez en marzo de 1999 y se revisó en 2002.
 
¿A quién va dirigido?
 
ISO/TS16949:2002 es importante para todos los tipos de compañías proveedoras del sector de automoción tanto para pequeños fabricantes como para organizaciones multinacionales ubicadas en cualquier punto del planeta. Sin embargo, sólo se puede aplicar a centros en los que se fabriquen piezas para la producción o el servicio.
Las organizaciones que desean introducirse en el mercado de automoción deben esperar hasta que consten en una lista de proveedores potenciales de un cliente del sector antes de poder continuar con la certificación para esta especificación.
 
Beneficios que aporta
  • Licencia para el comercio.
Para la mayoría de los fabricantes de vehículos la certificación es un requisito obligatorio reconocido internacionalmente, que ayuda a hacer negocios en cualquier lugar del mundo.
  • Reduce los residuos y evita los defectos.
La especificación se basa en ISO 9001:2000 e impulsa un enfoque por procesos. La comprensión de la interrelación de los procesos gracias al uso de la norma puede permitir la mejora de calidad de los productos y procesos y, en definitiva, evita las variaciones en la cadena de suministro.
  • Flexible y fácil de adoptar.
ISO /TS 16949 se basa en ISO 9001 y hace que el enfoque por procesos sea fácil de adoptar e integrar con otros sistemas de gestión clave, como ISO 14001 Medio ambiente y OHSAS 18001 Salud y seguridad en el trabajo. Asimismo, complementa muchas herramientas para la mejora de la actividad empresarial, como FMEA, PPAP y Six Sigma.
  • Reputación de la marca.
La certificación puede otorgar más confianza y coherencia frente a todas las partes interesadas del comercio internacional y brindar más oportunidades de negocio, así como captar más posibilidades de inversión.
  • Ahorra dinero al evitar la duplicidad.
Para los proveedores de una serie de distintos fabricantes de vehículos, la certificación según TS 16949:2002 evita la necesidad de disponer de varios certificados para VDA6.1, EAQF, QS-9000 t AVSF, por lo que se elimina la duplicidad en la preparación, documentación y en las auditorías externas e independientes.