ISO 22716. Productos cosméticos

¿En qué consiste?
 
La Norma ISO 22716 establece las directrices adecuadas para la producción, control, almacenamiento y expedición para todos aquellos profesionales dedicados a la fabricación de los productos cosméticos.
El fin de la ISO 22716 es proporcionar una guía de Buenas Prácticas de Fabricación (BPF), acorde con los fundamentos que establece el nuevo Reglamento Europeo para la industria cosmética.
El objeto de la norma es controlar, prevenir y eliminar las deficiencias en materia de calidad del producto cosmético y el impacto que dichas deficiencias puede ocasionar en os consumidores finales del producto.
La ISO 22716 garantiza su completa integración con todo tipo de Sistema de Gestión como la ISO 9001, combinando la gestión empresarial con la calidad del producto cosmético para satisfacer por completo los requisitos de los clientes en relación a la seguridad de estos productos.
 
Objetivos de la norma:
  • Establecer una adecuado control de la fabricación.
  • Asegurar la calidad en las fases del proceso de producción, almacenamiento, connservación y expedición de los productos cosméticos.
  • Asegurar la máxima calidad de los productos.
  • Obtener la máxima seguridad para los consumidores.
¿A quién va dirigido?
 
ISO 22716 al ser una norma específica del sector cosmético,  va dirigida a todo tipo de industrias relacionadas con el mismo, ya sean laboratorios de productos cosméticos, farmacéuticas, etc. En definitiva todas aquellas empresas que en su proceso de fabricación desarrollen productos cosméticos.
 
Beneficios que aporta
  • Integración de los  requisitos de calidad  del proceso y del producto con los requisitos de Buenas Prácticas de Fabricación.
  • Asegura el cumplimiento  de la calidad y seguridad en la cadena de distribución de los productos cosméticos,  evitando sanciones innecesarias.
  • Fomenta el cumplimiento de la normativa adoptada por  reguladores internacionales.
  • Controla , previene y reduce la  peligrosidad de los productos cosméticos.
  • Promueve la mejora continua a lo largo de toda la cadena de distribución