EFQM

¿En qué consiste?
 
El Modelo EFQM se introduce en 1992 con el fin de establecer los criterios de evaluación de las organizaciones que optaban al premio europeo a la excelencia, pero actualmente es el modelo más usado como estructura organizativa de la gestión en Europa y además es la base para la mayoría de los reconocimiento a la excelencia tanto regionales como nacionales.
 
En el Modelo 2013 hay un esfuerzo por dar mayor protagonismo a algunos elementos de la gestión que parecen muy propiciados por el entorno de crisis, incertidumbre y volatilidad en el que estamos inmersos y que está impulsando el cambio en las organizaciones Excelentes.
 
Cuando las organizaciones quieren diferenciarse y obtener una ventaja competitiva, la orientación a resultados y la calidad en la gestión son factores decisivos.
 
La excelencia se define como prácticas sobresalientes en la gestión de la organización y logro de resultados, mediante la aplicación de los 8 conceptos fundamentales.
 
Excelencia significa conseguir los mejores resultados en relación a todos los grupos de interés (clientes, proveedores, accionistas, empleados, sociedad).
 
La excelencia en todo lo referente a resultados y rendimiento de una organización se puede lograr de manera sostenida mediante enfoques, que están basados en los 8 conceptos fundamentales, que constituyen la base del camino hacia la excelencia.
 
Si una organización pretende maximizar los beneficios a la hora de realizar una gestión excelente adoptando para ello las líneas de actuación en el Modelo EFQM, es necesario que su equipo de gestión comparta los conceptos fundamentales de excelencia. Si estos conceptos no son completamente entendidos y aceptados el posterior progreso no va a ser el esperado.
 
¿A quién va dirigido?
 
EFQM es aplicable a cualquier organización que desee tener como rumbo de sus actuaciones la mejora continua de sus procesos y la excelencia en la gestión.
 
Beneficios que aporta
 
El modelo EFQM se ha convertido en una herramienta práctica que puede ser usada con diferentes fines:
  • Como una herramienta para la autoevaluación
  • Como el camino para hacer Benchhmark y compararse con otras organizaciones
  • Como una guía para integrar e identificar mejoras en las operaciones de la organización
  • Como la base de un vocabulario común
  • Como herramienta de aprendizaje, facilitando la identificación de puntos fuertes y áreas de mejora.
  • Y lo más importante, como estructura de un sistema de gestión
El modelo EFQM proporciona un marco genérico de actuaciones que pueden aplicarse a cualquier organización. Es un marco no prescriptivo basado en 9 criterios, cinco de los cuales son Agentes Facilitadores y 4 son Resultados.
Los Agentes facilitadores cubren lo que la organización hace y los criterios Resultados lo que la organización obtiene