Los retos en la dirección de los centros de servicios sociales

Blog » Los retos en la dirección de los centros de servicios sociales
Gestionar un centro de servicios sociales es una gran responsabilidad que requiere de una formación apropiada. El objetivo del director del centro debe ser siempre buscar la manera más eficaz y beneficiosa en la gestión. El reto es mayúsculo teniendo en cuenta la labor de los centros y que la legislación en este asunto es variable.
 
Esta variabilidad de las normativas y leyes hace necesaria una continua formación en el campo asistencial. Tanto del director del centro como de los trabajadores que forman parte de él. Para conocer tanto nuevos métodos como las titulaciones necesarias para ejercer labores en el centro.
Conocidos la legislación y requerimientos, así como sus modificaciones, probablemente uno de los primeros retos a los que se enfrenta un director de un centro de servicios sociales es fijar los objetivos. Eso se consigue a través de una planificación en la que debe considerar, entre otros aspectos:
  • Antecedentes y experiencias, como puede ser la labor de otros centros.
  • Los objetivos a conseguir, fijar plazos.
  • Establecer los valores y principios por los que se regirá el centro, solo marcando un camino se puede seguir.
  • Gestionar los recursos necesarios para llevar a cabo la misión.
En esa gestión de los recursos cobra especial importancia la habilidad para gestionar los recursos humanos. El director debe hacer especial hincapié en mejorar la calidad laboral de los trabajadores. Es el personal de un centro el que va a determinar la calidad del servicio. Conocer sus expectativas y capacidades, darles la formación necesaria y hacerles integrarse en el esquema de trabajo del centro.
 
En este sentido, el director de un centro de servicios sociales debe ser quien fomente y favorezca un sistema de trabajo en red que identifique las necesidades y darles una respuesta que favorezca el bienestar no solo del personal del centro, sino alcanzar buenas cuotas de bienestar social.
 
Y una de las claves para un buen trabajo en red es la de mejorar la comunicación con familiares y trabajadores. De no haber comunicación correcta con los trabajadores, estos podrían sufrir desmotivación y eso llegar a ser una barrera para la correcta comunicación de estos con familiares y residentes.