El trabajo en afectividad en la intervención con mayores

El trabajo en afectividad en la intervención con mayores
Actualmente los centros geriátricos son lugares donde conviven personas que no se eligen para estar juntas. Algunas veces también se sienten solos por estar lejos de su entorno familiar y conocido.
 
Esto provoca a veces y en diferentes grados desconfianza y miedo, carencia afectiva y un sentirse invadidos ya que ya ahora dependen de otras personas fuera de su entorno familiar para vivir y relacionarse.
 
Este curso está diseñado para desarrollar la afectividad entre los residentes de un centro geriátrico para que puedan poco a poco y con herramientas simples a sentirse parte del grupo con el que conviven, desarrollando vivencias que les hagan conectar con la alegría de vivir, desarrollando su creatividad, desarrollando el vinculo con los demás de una manera particularmente diferente a como estamos acostumbrados. De manera que se consiga crear un ambiente propicio para que se pueda producir un vínculo afectivo entre ellos.
 
Para ello es necesario que el propio monitor sea consciente de que puede desarrollar esta labor desde sí mismo. Todos tenemos una maravilla que entregar a los demás, cada uno con su estilo y personalidad. La misma disposición a desarrollar la afectividad entre los residentes es el primer paso para crear este ambiente.
 
Este curso nos servirá para comenzar a estimular nuestra mente y aprender algunas técnicas, pero la invitación es que no nos quedemos sólo a ese nivel, adquiriendo el conocimiento y desarrollando las 4 sesiones con diversas dinámicas o ejercicios cada una, sino que hagamos por desarrollar nuestra afectividad a través de una de las herramientas más potentes y a la vez sutiles que existen para desarrollarla.