Actuación en caso de emergencia.

Actuación en caso de emergencia.
La gestión de las emergencias va a constituir todas aquellas acciones que emprendamos para eliminar, reducir o controlar el riesgo de sufrir una situación excepcional o mitigar las consecuencias de la misma. La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales establece, en su artículo 20, que las empresas, en base a su tamaño y actividad, así como a la posibilidad de presencia de personas ajenas en las mismas, deberán analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento.
 
Las mejores medidas para garantizar este derecho serán aquellas que diseñemos teniendo en cuenta las características específicas de nuestras actividades, instalaciones y personas que las frecuenten: trabajadores, usuarios, alumnos y/o visitas potenciales, es decir, medidas personalizadas no generalistas.
 
Para ello tendremos en cuenta que entre nuestros asistentes podemos contar con personas con movilidad reducida, por lo que deberemos adoptar medidas que contemplen su presencia de forma que, en una situación de emergencia, se puedan compensar las dificultades que su presencia pueda originar.

También te puede interesar